8 ideas para potenciar el trabajo en equipo

8 ideas para potenciar el trabajo en equipo

trabajo en equipo

Las empresas líderes en su rubro tienen algo en común, realizan el trabajo en equipo de manera motivada, coordinada y disruptiva, donde la suma de esfuerzos, capacidades, conocimiento, multiplica los resultados. Es decir, no se trata de una ciencia exacta en la que 1 + 1 es igual a 2, de hecho un equipo ‘mal organizado’ puede obtener rendimientos por debajo de lo que individualmente se podría obtener.

Un asunto más a tener en cuenta es que los problemas que pueden presentarse en el trabajo en equipo generalmente se acentúan en organizaciones muy jerarquizadas; allí lo que hay es más un trabajo en grupo. El escenario ideal se da en empresas con estructuras más horizontales y especialmente flexibles, ya que en ellas los equipos se crean y se disuelven con base en las necesidades del momento, además los roles no son lo más importante sino que las personas se complementen en conocimiento y habilidades.

¿Pero cuál es la clave para alcanzar el trabajo en equipos armónico y motivado? Simple, aprovechar algunas de las mejores estrategias para trabajar en equipo y aumentar la productividad.

8 técnicas para estimular el trabajo en equipo

Sigue las 4 claves del trabajo en equipo

  • Define objetivos comunes para tener una visión clara de la dirección en la que debe avanzar el grupo.
  • Establece un comunicación fluida para que la información llegue a todos los integrantes. Así se fomenta la transparencia, la integración y los equipos pueden ser más veloces y reactivos. Por otra parte es la base de una buena relación entre compañeros.
  • Diseña estrategias para pasar de las palabras a las acciones. Una buena opción aquí para optimizar el trabajo, es usar herramientas para la gestión de tareas. Para elegir la más adecuada analiza su funcionamiento en relación a las tareas a realizar. Muy valioso pedir opiniones al equipo sobre cuál prefieren o saben usar.
  • Determina la frecuencia con la que el equipo se comunica, coordina y revisa metas para hallar errores y corregir, encontrar progresos y trazar objetivos. 

Enfócate en el ‘nosotros’

Delega y confía en los demás, cuando eres un líder a veces centras todo en ti; ese no es el camino. El primer paso hacia una comunicación acertada es comenzar a hablar en plural. Si lo haces conseguirás involucrar aún más a los miembros de tu equipo, incluso a tus clientes porque poco a poco empezarán a valorar a tus empleados como tú lo haces.

Delega y confía

Delegar y confiar son dos de las prácticas más estimables de un líder. Las pondrás en marcha si dejas de pensar en singular cuando hablas de tu empresa y si has elegido a los profesionales más idóneos. El primer asunto es fácil de solucionar, para el segundo mira más allá de un curriculum vitae y fíjate en la filosofía de trabajo, y en habilidades blandas de las personas.

Realiza actividades conjuntas de ocio

Equipos de trabajo que se divierten juntos permanecen juntos. Llevar a cabo actividades que trasciendan las ocupaciones es una gran estrategia porque crean confianza y lealtad. Cuando se consigue cercanía entre compañeros el trabajo en equipos surge espontáneamente, ya que las personas se sienten con suficiente familiaridad como para pedir ayuda, ofrecer colaboración y reconocer los logros de los demás.

Celebra resultados

Tan relevante es evaluar los errores para no caer en ellos nuevamente como celebrar los resultados y compartirlos. En el trabajo en equipo no caben los señalamientos individuales, los logros y los fallos son de todos. Sin embargo, los grandes aciertos sí que los debes difundir para mostrar que todos van en la dirección correcta y que sus aportes son valiosos.

Potencia las habilidades y conocimientos de cada miembro

Es claro que antes de formar un equipo de trabajo hay que analizar cuáles son las aptitudes y actitudes más destacadas de cada miembro. Como líder debes conocer muy bien a tus colaboradores para poder asignarles las tareas que mejor se les den y más les guste hacer. Recuerda que muchos talentos no están plasmados en los curriculum vitae sino que se muestran en el día a día.

Aprende y reflexiona

Un equipo de trabajo comprometido, particularmente aquellos cuyas labores exigen una actualización constante de conocimiento, algo que valoran mucho es el tiempo dedicado a la formación y la reflexión. Un técnica que funciona muy bien es delegar a alguien para que esté al tanto de los últimos saberes, genere resúmenes y prepare breves sesiones de enseñanza. Una opción muy adoptada en la actualidad es recibir el acompañamiento de profesionales expertos en metodologías que potencien el trabajo equipo como el Mindfulness o la Metodología Lean.

Haz una reunión resumen todos los días

Las reuniones diarias, breves por supuesto, son útiles para que todo el equipo de trabajo esté al tanto de los avances de los miembros, del estado del proyecto y para que cada uno solicite ayuda si la necesita. Incorporar preguntas de carácter personal, por ejemplo ‘’¿cómo estás hoy?’, también ayuda a crear cercanía, sentido de pertenencia y muestra interés por la persona más allá del ámbito laboral.

Estas ocho técnicas para impulsar el trabajo en equipo son simples de aplicar, solo es tomar la decisión consciente para que tu grupo cultive nuevos compromisos y prácticas de trabajo.

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Related Blogs