El liderazgo consciente

El liderazgo consciente

liderazgo consciente

El liderazgo se puede ejercer desde diferentes comprensiones e interpretaciones, configurando los diferentes estilos relacionales que podemos apreciar en distintos grupos de trabajo. El que nosotros promovemos en Buheivar es el liderazgo consciente. Para introducir esta noción adecuadamente nos apoyamos en una publicación realizada por el Foro Económico Mundial (WEF), titulada “The future of Jobs – The 10 skills you need to thrive in the Fourth Industrial Revolution”. En este reporte señalan que las 10 habilidades necesarias para prosperar en el contexto del trabajo y competencia actual, que todo trabajador debería ejercer adecuadamente. Son las siguientes:

1.- Resolución de problemas complejos

2.- Pensamiento crítico

3.- Creatividad 

4.- Gestión de personas

5.- Coordinación con otros

6.- Inteligencia emocional

7.- Razonamiento y toma de decisiones

8.- Orientación al servicio

9.- Negociación

10.- Flexibilidad cognitiva

En un mundo donde las instituciones y roles históricos vienen en declive, el sinsentido se hace notar, y junto con ello la evanescencia de los significados que organizan nuestra sociedad. El resultado es que también va mutando la forma de concebir los proyectos de vida, lo que se busca, las prioridades, las prácticas sociales, y la forma como se desarrollan los negocios, y cómo las personas que constituyen la sociedad son las mismas que participan en las empresas, estos fenómenos también se reproducen en su interior. ¿En qué se notan? Por ejemplo en la necesidad de los jóvenes de sentirse parte de proyectos con sentido y estimulantes, y en las dificultades de las gente más adulta de promover el compromiso genuino de los jóvenes o de escuchar y aceptar sus necesidades y las de los clientes. Es decir, se quedan estancados en ideas rígidas que ya no resultan atractivas. Este es el horizonte social más amplio donde se desarrollan los negocios y el trabajo.

En el contexto en que se desarrollan los negocios del presente, nosotros proponemos que antes de intentar resolver un problema complejo es necesario detenerse para comprender sus causas de raíz. El punto es claro: sin capacidad de ver/percibir bien (comprender cabalmente) el punto que articula o desarticula a una comunidad, las iniciativas son palos de ciego. Mucho ruido y pocas nueces. Por el contrario, si se comprende bien el asunto, se abre la posibilidad de una transformación real.

“Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo” decía Arquímedes. Esto es relativamente fácil de comprender. De lo que no es tan fácil ser conscientes, y es lo más difícil de ver y aceptar, es que los grandes problemas que se atraviesan hoy requieren de un mindset diferente (al que los generó) de comprensiones y sensibilidades, que se apoyan en nuevas habilidades y prácticas. Muchas organizaciones tan solo ganan más agobio llenándose de proyectos de cambio, más métodos y tareas por hacer, a partir de las mismas comprensiones, disposiciones y habilidades de fondo. Se mantienen las mismas interpretaciones y capacidades de base, las mismas relaciones, y se esperan resultados diferentes.

Pueden cambiarse las estructuras y prácticas de trabajo, y sí, eso puede servir para conseguir algunos resultados de corto plazo, pero esos métodos, sobre todo los basados en la imposición, ya no tienen los mismos efectos que tenían antes y son poco efectivos cuando se trata de innovar y transformar un modelo de negocio y encarnar una propuesta de valor que resulte atractiva para los clientes.

Entonces, ¿qué es el liderazgo consciente? Es la capacidad de una organización de ver y escuchar las preocupaciones de fondo de sus clientes y beneficiarios, y de sí mismos, y a partir de esto crear productos y servicios que resultan sumamente valiosos para todos, despertando asombro, confianza y agradecimiento de los clientes, y un estado de profunda motivación y realización de quienes los ponen en marcha. Se cultiva en medio de la complejidad, impermanencia e incertidumbre.

Componentes centrales del liderazgo consciente

  • Meditación (mindfulness) para detener automatismos y hábitos mentales, emocionales y conductuales, ampliando la autopercepción, comprensión y disponibilidad de apertura genuina.
  • Ver personas (escucha, diálogo, valoración y comprensión).
  • Diseño y construcción de un proyecto común ético-sustentable que motive a los clientes, accionistas y colaboradores.
  • Coordinación, gestión y armonización general de los estilos, interpretaciones y prácticas laborales de la comunidad de trabajo.
  • Cuidado del todo y de las propias responsabilidades con disciplina, creatividad y espíritu de dar lo mejor de uno en lo que se hace.
  • Prácticas de retrospectiva general y personal, de aprendizaje y mejora continua (kaizen).

Cuando introduces el liderazgo consciente en tu empresa ganas – recuperas – un espacio humano que te permite responder antes que reaccionar a los desafíos del presente, y asumir las presiones de cada día con seriedad, sensatez, tranquilidad, mente abierta y positivismo. Esta es la mejor aproximación que se puede tener para enfrentar cualquier tipo de problemas, especialmente si son complejos.

La importancia del liderazgo consciente para tu organización

En particular, podemos señalar que los beneficios del Mindfulness, uno de los pilares del liderazgo consciente, se pueden observar con claridad en muchas organizaciones, los ejemplos sobran. La NASA ha desarrollado programas de este tipo para equipos de trabajo que operan bajo fuerte presión. Google desarrolló una empresa que hace formación en liderazgo consciente a todas las personas que trabajan en la compañía. El prestigioso Massachusetts Institute of Technology viene desarrollando el programa Teoría U con el que busca ampliar la conciencia de las personas que trabajan juntas para así enfrentar los retos de la nueva era.

Beneficios de los que damos cuenta en los trabajos que ejecutamos

  1. Se tiene una visión de la organización más precisa y clara, porque se identifican los aspectos más notables de la empresa para enfocarse en ellos.
  2. Mejora las relaciones laborales, porque el liderazgo consciente asimismo se centra en estimular el trabajo en equipo.
  3. Desarrolla el talento, porque facilita el crecimiento personal y profesional promoviendo la evolución de las competencias individuales.
  4. Crece la satisfacción laboral, porque un líder consciente empodera a su equipo para que afronte los retos con éxito. En otras palabras lo hace impulsor del cambio y la innovación.
  5. Incrementa la productividad porque tener trabajadores motivados y satisfechos, baja la rotación de personal e incrementa el compromiso con el cumplimiento de metas.
  6. Abre la posibilidad de innovar radicalmente, porque permite conectar con preocupaciones de fondo de los clientes y motivar genuinamente a la comunidad laboral a crear nuevas soluciones.

Habría mucho más que decir sobre el liderazgo consciente y el Mindfulness pero su esencia es tan vasta y su impacto tan inconmensurable, que consideramos más adecuado hacer una invitación para que conversemos directamente y conozcas todas las posibilidades que te ofrece a ti y a tu organización.

Related Blogs