“Si la actividad que se realiza no inspira a quien la ejecuta, la operación se transformará en una inercia que tarde o temprano llamará al resentimiento, la negligencia y la resignación.”

– ©Buheivar 2017 –