“En medio de la crisis de confianza que atraviesan las instituciones que organizan nuestro mundo, no será la tecnología el único factor capaz de reconfigurar una industria, también lo serán las propuestas ético-visionarias soportadas en culturas de respeto y cuidado”.

– ©Buheivar 2017 –